Investigador UA elegido como embajador de Sudamérica para la divulgación de las Ciencias

El investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Carlos Blondel es uno de los seleccionados por la organización científica eLIFE como representante de las “Buenas Prácticas en Ciencias”. Sólo dos chilenos representan a toda la región, en tanto que Europa lidera la lista con casi 60 nuevos embajadores.

 

La organización eLIFE anunció a los 150 investigadores en todo el mundo elegidos como Embajadores de Buenas Prácticas en Ciencias y el investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Carlos Blondel fue seleccionado junto al investigador postdoctoral de la Universidad de Chile Sebastián Escobar.

Blondel, Doctor en Bioquímica y uno de los 41 jóvenes investigadores destacados el año pasado por el Instituto Médico Howard Hughes (HHMI), destaca que una de las iniciativas que está impulsando esta comunidad de eLIFE –al igual que otras agrupaciones como ASAPBIO– es estimular que los investigadores diseminen sus investigaciones en servidores de acceso abierto en el formato de “presimpresiones” o preprints. “Es así como en mi laboratorio hemos tomado la decisión que todos nuestros manuscritos sean publicados como pre-impresiones antes de ser enviados a revistas científicas tradicionales, como también de participar de forma activa en la revisión por pares de estos formatos de publicaciones”.

En tanto que Escobar, director ejecutivo de la fundación Ciencia Ciudadana, destaca importancia de formar una comunidad internacional participativa e interconectada en relación a las buenas prácticas: “Desde un punto personal, creo que es también una cuestión ética, que se refiere al acceso y difusión del conocimiento en la sociedad. Dentro de este marco, ser un embajador de eLIFE te permite estar en contacto con una gran red de investigadores en el mundo, y así intercambiar conocimiento y promover en Chile la discusión de este tipo de tópicos”.

Escobar también destaca la importancia de promover la Ciencia Ciudadana, tal como el trabajo realizado con la Universidad Autónoma tras la publicación de la Guía de Ciencia Ciudadana: “Si pensamos que la participación de la ciudadanía en ciencias por medio de esta corriente cumple con muchos de los objetivos principales de estas buenas prácticas que promueve eLIFE solo por mencionar algunas, ciencia abierta (open science), diversidad en ciencias (diversity in science) y transparencia (transparency)  por nombrar algunas”.

La misión de los embajadores será ser parte de plataformas de discusión acerca de problemáticas y desafíos que enfrentan los investigadores jóvenes al iniciar sus grupos de investigación. La idea es que este trabajo se traduzca en la generación de conversaciones a nivel de comunidades locales, y posteriormente, promover su interacción a nivel internacional. Entre las áreas específicas que los embajadores promoverán destacan la publicación en open access; desarrollo profesional y mentorías; y la publicación de preprints.

La Organización Sin Fines de Lucro eLIFE fue fundada el 2011 por el Howard Hughes Medical Institute, la Sociedad Max Plack y el Wellcome Trust Institute. Sus principales iniciativas buscan implementar una plataforma de comunicación científica basada en un journal de open access enfocado en Ciencias de la Vida y Biomédicas.